la tormenta la calma la tormenta

 

Bajo el título la tormenta la calma la tormenta, presento un proyecto de ilustración-instalación para hablar de ciclos y ciclotimias: de la tristeza a la alegría y del éxtasis a la angustia.

Ciclos entendidos como bucles: todo pasa y todo vuelve, como un eterno retorno de las cosas… Desde el infinito hasta la eternidad: oscuridad-luz, miedo-esperanza, dolor-belleza.

Oscuridad y luz, miedo y esperanza no solo funcionan como opuestos. La esperanza es el antídoto del miedo. Cuando amanece la oscuridad y el miedo desaparecen.

Como una polilla volando hacia la luz, inconscientemente atraída por ella, huimos del miedo, incluso de terrores nocturnos que perduran desde la infancia. Y es solo al despertarnos que comprendemos nuestra capacidad para magnificar cualquier cosa bajo la oscuridad de las sábanas.

Por otro lado recurro a un preciosismo exagerado, a una pulcritud esteticista para hablar, por ejemplo, de una bella y atrapada mariposa que no puede volar. Y es que precisamente bajo la belleza se esconde la dureza o crueldad como reflejo de la vida.

serie de ilustraciones

la tormenta la calma la tormenta

 

instalación

La tormenta la calma la tormenta