femme maison

Bébeme decía el frasco de cristal cuyo líquido convirtió a Alicia en un ser tan inmenso que ya no cabía en la estancia.

Son numerosas las ilustraciones de este pasaje de Alicia en el País de las Maravillas que tomo como inspiración para este proyecto. La motivación es que Alicia también era el nombre de mi madre.

Así construyo una serie de mujeres-niñas que en lugar de torso tienen una casa; en alusión, también, a otro de mis grandes referentes: Louise Bourgeois y sus Femme Maison.